-->

domingo, 27 de julio de 2014

"Ciudad de Fuego Celestial", Cassandra Clare

Título: Ciudad de fuego celestial (Cazadores de sombras #6)

Título original: City of heavenly fire

Autora: Cassandra Clare

Idioma original: inglés

Saga: Cazadores de sombras (The mortal instruments)

Editorial: Destino

Año de publicación: septiembre de 2014

Páginas: 752 (en la versión inglesa)


Sinopsis: en la tan ansiada conclusión de la saga Cazadores de sombras, Clary y sus compañeros nefilim, así como el resto de cazadores, se enfrentarán a la mayor amenaza jamás cernida sobre ellos: Sebastian Morgenstern, hermano de Clary, pretende destruir a la raza de los nefilim y gobernar con sus oscuros súbditos. Sebastian posee la Copa Oscura, una copa que revierte los efectos de la Copa original cuya función consistía en crear cazadores de sombras. Su versión maligna convierte a estos nefilim en seres despiadados y crueles, alejados de los sagrados ideales que rigen su raza. Así, mientras el ejército oscuro de Sebastian crece, los cazadores ven mermadas sus fuerzas. La batalla final se traslada a Idris y ni las torres contra demonios ni el ejército allí formado logran que Sebastian se detenga. Los nefilim se verán atrapados en su propia ciudad y traicionados por quienes creían que eran sus aliados. Clary, Jace, Alec, Isabelle y Simon se verán obligados a viajar a tierras nunca exploradas para derrotar a Sebastian y vencer de una vez por todas el mal que planea sobre los cazadores de sombras.

Nota: la reseña está basada en la versión inglesa ya que el libro aún no ha sido publicado en España ni Latinoamérica.


Escribo esta reseña con pena y nostalgia. Se trata del fin de una de mis sagas favoritas de libros y con la que más he disfrutado, reído, llorado y sufrido. En esta entrada NO voy a incluir ningún spoiler ni marcado ni sin marcar ya que el libro solo está disponible en inglés y, por tanto, nadie de habla española ha podido acceder a él excepto por traducciones hechas por fans.

Reseño primero el sexto libro pero no os preocupéis, iremos comentando el resto de la saga poco a poco. Por lo que si no os habéis leído ningún libro de Cazadores de sombras, no os molestéis en tratar de entender de qué voy a hablar aquí.

Una de las habilidades de Cassandra Clare es escribir tramas obvias y predecibles y convertirlas en lo contrario. Según vamos leyendo las palabras escritas de su pluma, podemos hacernos una idea clara de lo que va a ocurrir a continuación y la mayor parte de las veces probablemente acertemos. La magia está en que estás predicciones no se cumplen al cien por cien porque Clare tiene la suficiente habilidad como para introducir cambios y escenas en absoluto imaginadas. Cassie es una experta en jugar con la obviedad y entremezclarla con lo inesperado. El humor está presente en toda la obra, especialmente de la mano de nuestro adorado y sarcástico Jace Mil Apellidos.


"La última vez que te morías de hambre, yo te di mi sangre. Fue un poco homoerótico, tal vez, pero estoy seguro de mi sexualidad". Jace.



Su narración es ligera y muy dinámica. No se centra en el punto de vista de un solo personaje, sino que le cede el turno de palabra a todos según va siendo conveniente para el correcto desarrollo de la trama. Esto a veces puede resultar un poco cansado, sobre todo si el personaje en cuestión aparece para ser protagonista de solo media página y luego cambiar. Otro punto a comentar de Clare es que las relaciones amorosas, de forma similar a lo que hace Veronica Roth en Divergente, están en un segundo plano la mayor parte del tiempo, dejando así más espacio a la acción. No obstante, esta premisa no se ha cumplido del todo en Ciudad de fuego celestial. Para mi gusto, hay demasiadas escenas empalagosas entre Clary y Jace y os voy a ser sincera: me he saltado casi todas. En esta entrega se me han hecho largas, cansinas, excesivas, prescindibles. Por su parte, la relación entre Isabelle y Simon (apenas explotada con anterioridad) ha tomado bastante protagonismo pero sin pecar de pasteloso. Es un constante tira y afloja ya que nuestra guerrera Izzy se niega a etiquetar qué es Simon para ella, lo que le provoca al vampiro bastantes quebraderos de cabeza.




"Puedo decirme a mí misma que no quiero que seas parte de mi vida, pero mi corazón sabe que te necesito. Tú tienes un lugar en mi vida, Simon Lewis, y no sé ni por qué ni siquiera cuándo sucedió, y lo odio pero no puedo cambiarlo y ahí está". Isabelle.


En cuanto a amor se refiere, sin duda he sufrido lo insufrible con el noviazgo de Alec y Magnus. Si recordáis, en Ciudad de las Almas Perdidas ambos discutieron y cortaron. En este libro, las fanáticas de Malec como yo vais a sorprenderos. Su relación es la que más evoluciona con diferencia y la que más madura de las tres tramas amorosas principales. Esto se debe mayoritariamente al cambio drástico de Alec. Este personaje crece y progresa a pasos agigantados y eso me ha gustado muchísimo (influye el hecho de que sea sin duda mi chico favorito). Olvidaos del Alec tímido, retraído, vergonzoso y auto-recluido en un eterno y relativo segundo plano. Aquí vemos a un Lightwood decidido, atrevido, valiente y que en vez de luchar contra su homosexualidad, pelea a su lado. Por otro lado, Magnus se mantiene bastante estático y se podría decir que más bien "involuciona", recayendo el peso de su relación en el nefilim de ojos azules. A pesar de esto, Clare ha sabido resolver las diferencias existentes entre ambos aunque no lo ha cerrado del todo. Así que si queremos saber más de esto dos, tendremos que esperar a la siguiente saga que planea publicar, The Dark Artifices (TDA) (luego haré algunos comentarios sobre esto). Eso sí, esta parejita tan tierna y peculiar nos demuestra con creces que el amor siempre triunfa por encima de todo.






"-No voy a mentir. Quiero vivir gracias a ti, Alec. Nunca quise vivir tanto como lo he hecho en estos últimos meses contigo. [...]

-Deja que me quede contigo.

-Tienes que volver, tienes que volver a tu mundo.

-No quiero al mundo. Te quiero a ti. -exclamó Alec, y Magnus cerró los ojos, como si las palabras dolieran como cuchillas."



"Me has salvado la vida [...] Yo estaba con casi cuatrocientos años, Alexander. Los brujos, a medida que envejecen, comienzan a calcificarse. Dejan de ser capaces de sentir las cosas. Preocuparse, emocionarse o sorprenderse. Siempre me dije que nunca me pasaría a mi. Que yo iba a tratar de ser como Peter Pan, nunca iba a crecer, siempre mantendría vivo mi sentido de maravillarme. Siempre me enamoraría, me sorprendería, estaría abierto a ser herido así como también lo estaría a ser feliz. Pero en los últimos veinte años he sentido que se acerca a mi sigilosamente de todos modos. No ha habido nadie antes de ti en mucho tiempo. Nadie que me gustara. Nadie que me sorprendiera ni me dejara sin aliento. Hasta que entraste en esa fiesta, pensaba que nunca volvería a sentir nada así de fuerte." Magnus.



"Quiero compartir mi vida contigo, y eso significa mi presente, mi futuro y todo mi pasado si lo deseas. Si me quieres." Magnus.


Siento el aluvión de citas de esta pareja pero no os imagináis lo que me ha conmovido en este libro.

Respecto a la trama, esta gira en torno a cómo derrotar a Sebastian y cómo usar el único arma efectivo contra él: el fuego celestial que recorre las venas de Jace. Solo eso puede dañarle pero está atrapado en el cuerpo del cazador de sombras, por lo que no resulta muy útil. Clary, Jace, Alec, Isabelle y Simon deciden adentrarse en el infierno en busca de su guarida y del modo de destruirle, empleado para ello el fuego en su contra. Este viaje servirá para que nuestros protagonistas maduren y hagan una introspección, valorando su vida y sus comportamientos, aceptando sus errores y los caminos que han escogido. También se darán cuenta de que el equilibrio de su mundo pende de un hilo y de que no todos los que aseguran estar de parte de la Clave cumplen su palabra, balanceando así el ya frágil hilo que mantiene la unión entre nefilims y subterráneos.

El final es al más puro estilo Cassandra Clare. Si habéis leído ya Princesa mecánica sabréis a qué me refiero. Como ya he comentado más arriba, una de sus habilidades de escritora es plantear un final obvio pero transformarlo en algo impredecible. Y con la clausura de esta magnífica saga no podía ser menos. El argumento se cierra como esperamos, no nos supone ninguna sorpresa y tampoco tiene intención de que sea así. No obstante, el giro se produce en los personajes. No puedo comentar más ya que constituiría un spoiler, pero sí os diré que os preparéis.


The Dark Artifices, The Last Hours y The Wicked Powers

Si sois unos fanáticos empedernidos de Clare, que no cunda el pánico: aunque Cazadores de sombras termine aquí, Cassie aún no ha dicho la última palabra y pretende escribir otras tres sagas más siguiendo el orden de acontecimientos y de historia planteados hasta este momento. ¿Esto que quiere decir? Que, a pesar de que estas nuevas sagas estarán protagonizadas por diferentes personajes, aparecerán algunos viejos amigos, al igual que en CdS han aparecido algunos de CdS: Los orígenes. Y esto me enfada. Y mucho. Me enfadas, Clare. Sé que muchos fans de esta saga están pegando saltitos de alegría en su casa por este gratificante anuncio pero yo no. Pienso que la autora está sobreexplotando demasiado este género así como el mundo de los nefilims. Creo que las dos sagas ya escritas son más que suficientes y que no hay más que sacar. Pero claro, Cassie no es tonta y sabe cómo enganchar a sus lectores. Por eso ha decidido que en The dark artifices (protagonizada por Emma Carstairs y los Blackthorn) aparezcan personajes de Cazadores de sombras, esto es, Clary y compañía. Obviamente, no será en el papel principal pero sí como secundarios.

Si no me falla la memoria (no es un dato fiel) Cassandra anunció en su cuenta oficial de Twitter que Alec y Magnus harán acto de presencia en esta nueva entrega. Y esto me repateó aún más porque es mi pareja favorita con diferencia (de todos los libros que he leído hasta ahora) y quiero saber cómo evoluciona su relación. Además, Cassie sabe perfectamente el filón que representan estos dos personajes ya que su relación de amor es la favorita de su fandom, muy por encima de la de Clary y Jace.

TDA, abreviando, transcurrirá cinco años después de Ciudad de fuego celestial.

Por su parte, The Last Hours, abreviado TLH, está situada cronológicamente después de Los orígenes, por lo que sus protagonistas serán los hijos de sus personajes.

Por último, The Wicked Powers, TWP, ocurre tres años después de TDA por lo que sus protagonistas serán los hermanos Blackthorn de menor edad.


ORDEN CRONOLÓGICO DE LECTURA


1. Cazadores de sombras: los orígenes (The infernal devices)
2. Las últimas horas (The last hours)
3. Cazadores de sombras (The mortal instruments)
4. Los artificios oscuros (The dark artifices)
5. Los poderes malvados (The wicked powers)


Personalmente, no tengo intención de adquirir ninguno de los próximos libros escritos por Cassandra Clare. Como ya he dicho, creo que está sobreexplotando la saga y aprovechando el tirón. No puedo decir de este agua no beberé y no descarto el tenerlo en formato digital, así como tampoco descarto reseñarlos en el caso de que los lea. Seguramente me gusten ya que su estilo de escritura me agrada y entretiene. Pero teniendo en cuenta que Ciudad de fuego celestial en algunos momentos se me ha hecho largo y tedioso (influye el hecho de que es su libro con más páginas), no espero demasiado del resto de libros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario