-->

domingo, 20 de julio de 2014

"Divergente", de Veronica Roth. La distopía que pasó al cine.

Título: Divergente (Divergente #1)

Título original: Divergent

Autora: Veronica Roth

Idioma original: inglés

Saga: Divergente

Editorial: Molino

Año de publicación: 2011

Páginas: 463




Sinopsis: Beatrice Prior vive en un Chicago distópico. En él, la sociedad se divide en cinco facciones, cada una dedicada a cultivar una virtud: verdad, los sinceros; abnegación, los altruistas; osadía, los valientes; cordialidad, los pacíficos; y erudición, los inteligentes. Cada año se celebra una ceremonia en la cual los mayores de dieciséis años deciden a qué facción quieren pertenecer y a cuál dedicar el resto de su vida. Beatrice pertenece a los abnegados pero no se siente parte de ellos. Tendrá que elegir entre su familia y lo que ella es y quiere ser. Toma una decisión que, no solo sorprenderá a sus seres queridos sino que, también, le sorprenderá a ella: Osadía. Al ingresar en el escuadrón de los valientes, se cambia el nombre a Tris. Deberá afrontar numerosas pruebas físicas (aunque este deterioro físico también pondrá aprueba su fortaleza mental y sus aptitudes en general) y, sino las supera será una sin facción. En su camino para redescubrirse, conocerá quienes son sus amigos, sus enemigos y el amor. Al mismo tiempo, se verá envuelta en un conflicto y una guerra abierta entre las facciones que amenaza con desbaratar la sociedad y el sistema de facciones que tanto les ha costado construir. ¿En qué bando estás, Tris Prior?



Antes de dar paso a nuestra reseña, consultemos a la señora Wikipedia para definir qué es una distopía. Este término se usa para describir a sociedades ficticias que son indeseables. Es decir, sociedades que como consecuencia de ciertos actos han llegado a un punto que no deseamos en absoluto. Surgen como una sátira y una parodia de conductas de las sociedades actuales que, llevadas al extremo, pueden desembocar en mundos apocalípticos o, en nuestro caso, en mundos como el que presenta Divergente.

La vida de Tris Prior dará un giro de ciento ochenta grados el día de su elección de facciones. Hasta ese momento había estado a Abnegación, pero ahora le tocaba elegir a ella. Antes de poder escoger la facción a la que quieres permanecer, debes hacer una prueba de aptitud. En ella se muestra con qué facción tienes más afinidad, ayudando así a los jóvenes a tener una visión clara de en qué grupo van a encajar. En su test, el resultado es inconcluso. Tris es divergente.


Soy divergente. Y no puedo ser controlada.


Ser divergente significa que tienes habilidades relacionadas con varias facciones. En el caso de Tris, tiene aptitudes para Abnegación, Erudición y Osadía.  Tris escogerá esta última, la facción más dura, más enérgica, más viva. Más cruel. Se verá sometida a un duro entrenamiento que debe superar para poder formar parte de este grupo. Si no queda clasificada entre las diez primeras, es expulsada y relegada a un sin facción (que sería lo mismo que un mendigo, más o menos). Durante este periodo de iniciación, conocerá a buenos amigos, así como a otros que quieren pisotearla y pasar por encima de ella con tal de estar en las primeras posiciones. También conocerá a Cuatro, uno de sus instructores. Entre ellos surgirá una complicada relación que se volverá más enrevesada según lo vayan siendo las situaciones que les rodean.

Algo que me gustó mucho de este libro es que, a pesar de ser una novela juvenil, el amor está en un segundo plano. Lo que resalta es la acción y la problemática que envuelve a las facciones, así como el demostrar que la sociedad no es tan perfecta como se quiere hacer creer, ni mucho menos. Lo que hay entre Tris y Cuatro es secundario y solo es un aliciente más para aderezar la trama principal. Si bien es cierto, en el resto de libros se ahondará más en esta cuestión y tomará carices más importantes, pero realmente en Divergente se deja bastante de lado.

Es un libro que se podría calificar de introductorio, de esbozo a lo que nos vamos a encontrar a lo largo de la saga. Sirve para conocer a los personajes y el mundo en que se insertan. A pesar de esto, ya desde aquí vemos una acción imparable que nos obliga a parar de vez en cuando y coger aliento debido a toda la información que estamos recibiendo de golpe. Es un libro fluido que, aunque funcione a modo de prólogo, en él pasan cosas. Es decir, no es aburrido y no sentimos que sea demasiado descriptivo o que se nos haga pesado. La acción empieza aquí y se intensifica en Insurgente y Leal.


Una sola elección puede transformarte... o destruirte. Sin embargo, toda elección tiene sus consecuencias.


En cuanto a los protagonistas, Tris es sin duda la que más cambia en Divergente. Comienza siendo tímida, retraída y para nada atrevida. No obstante, si eliges Osadía tienes que comportarte como tal y para ello debes cambiar tu forma de ser. Por supuesto, ella no es la única trasladada de facción, hay otros que vienen de grupos distintos como su amiga Christina, de Erudición. Tris se vuelve valiente, temeraria, inteligente, astuta. Ya no es una niña buena que está calladita en su sitio. No. Ahora es una osada de verdad. Por su parte, su instructor Cuatro es distante, frío, y en los primeros capítulos te cae hasta mal. Pero luego le vas descubriendo a la par que lo hace Tris y se va haciendo un poquiiiito más amistoso y agradable (tampoco mucho). Su romance se ve desde el principio (como viene siendo habitual en esta clase de libros) pero aun así no es en absoluto precipitado. Se enamoran poco a poco y tampoco es un amor de esos empalagosos. Les une la necesidad de protegerse, de salvarse, de confiar el uno en el otro. Eso es lo que los mantiene con fuerza hasta el final. No es un amor que te canse y digas, por favor, dejad de torturarme con escenas de parejitas.

Mientras Tris trata de encajar, fuera late la revolución en contra del sistema de facciones. De esto no os puedo revelar gran cosa porque sería introducir spoilers, pero sí os diré que nuestra protagonista termina siendo una parte esencial de esta revolución. Aunque la revuelta no está centrada en ella (en otros libros podemos tener un protagonista que es el desencadenante de esto), sí que es una persona clave en ella.


¿Debería leerlo?

Si te gusta la acción veloz, ágil y para nada aburrida, este es tu libro. Además presenta una sociedad que, aunque nos puede remitir a otros libros de este género como Los juegos del hambre (NO SON LOS NUEVOS JUEGOS DEL HAMBRE. POR QUÉ TODO EL MUNDO COMPARA LOS NUEVOS LIBROS CON LOS JUEGOS DEL HAMBRE O CREPÚSCULO), sigue siendo una historia relativamente original, adictiva y rápida.


Título: Divergente

Título original: Divergent

Estreno: 30 de abril de 2014

Director: Neil Burguer

Reparto:

-Shailene Woodley como Tris Prior
-Theo James como Cuatro
-Kate Winslet como Jeanine Matthews
-Zoë Kravitz como Christina
-Ansel Elgort como Caleb Prior
-Jai Courtney como Erik
-Maggie Q como Tori

No soy experta en cine así que me limitaré a comentarla, sobre todo, con respecto al libro. Hay dos tipos de adaptaciones, las pésimas y las que saben captar la esencia del libro y contentar tanto a espectadores como a lectores. Y Divergente es una de estas últimas. Como lectora, es cierto que eché en falta determinadas escenas del libro, pero quedé muy satisfecha con el resultado en gran pantalla.




La película recogió bien tanto la trama como la personalidad y sentimientos de los personajes. Así que la disfruté tanto o más como el libro. Además, es una película que se puede comprender sin necesidad de habértelo leído previamente, no como otras que, en ocasiones, puedes sentirte perdido al no haber suficiente información. Los efectos especiales se ven sobre todo en las simulaciones por las que tienen que pasar los iniciados y en el tipo de tecnología que usan en esta sociedad distópica.

Independientemente de si te has leído el libro o no, te recomiendo ver la película y leértelo posteriormente si esta te ha gustado. ¡Nos vemos en la próxima entrada!



No hay comentarios:

Publicar un comentario