-->

martes, 9 de septiembre de 2014

Petición: "Garry's Mod" o "GMod" by Patofan

Título: Garry’s Mod

Desarrollador: Facepunch Studios

Año de publicación: 2004

Género: Sandbox (con mods de la Workshop puede ser prácticamente cualquier género)

Plataformas: PC, Mac, Linux (Steam)

Precio a la fecha de reseña: 8€

¿Disponible en español?:





Hoy nos toca reseñar Garry’s Mod (o simplemente GMod), uno de los más antiguos y populares juegos en el género de los sandbox, y posiblemente de los juegos más jugados en Steam.

A diferencia de otros sandbox como pueden ser Minecraft, Terraria, LittleBigPlanet… que tienen o una trama o una progresión, GMod carece completamente de ambas. Puedes jugarlo como quieras. ¿Crear escenas con personajes de tus juegos favoritos? Sin problemas. ¿Jugar con tus amigos haciendo el cafre? No lo dudes. ¿Entrar a un servidor online para jugar a algún modo de juego distinto? También. La única limitación es tu imaginación (y tu ordenador, evidentemente).

Aviso a navegantes: a pesar de que el juego es independiente (es decir, puedes comprarlo y jugarlo sin necesidad de tener ningún otro juego) es capaz de utilizar modelos, texturas, partículas… de otros juegos del motor gráfico Source (como pueden ser Half-Life 2, Portal o Counter-Strike: Source por citar algunos de los más importantes), por lo que cuantos más juegos tengamos que usan este motor de más cosas dispondremos para usar. Dicho esto, demos comienzo a la reseña.


DISEÑO Y GRÁFICOS

Si hablamos  de los gráficos propiamente dichos, están a la línea del resto de juegos de Source: cumplen su cometido, pero no destacan. A ver, hace un buen trabajo con los modelos, las texturas, la iluminación, los efectos… pero si lo comparamos con cualquier juego reciente se queda en mantillas, algo comprensible si tenemos en cuenta que el juego tiene ya sus diez añitos. Y si lo pensamos bien es bueno, porque así podemos jugarlo en prácticamente cualquier ordenador sin tener problemas.

El Heavy azul aprueba las sombras y la iluminación dinámica del juego. El Heavy  hada no está tan de acuerdo.

Antes de hablar del diseño artístico, tengo que hablar de la parte más importante e integral del propio diseño del juego: su integración con la Steam Workshop. Y diréis, “¿pero qué es la Steam Workshop? ¿Ya nos van a sacar los cuartos?”. La Steam Workshop es un servicio gratuito que ofrece Steam (vaya, no me digas) que facilita increíblemente la creación y uso de mods.

Usarla es lo más simple del mundo. Desde nuestra librería de Steam (o directamente desde el propio juego en el menú de Addons) podemos acceder a la Workshop de Garry’s Mod, donde veremos todos los mods disponibles para el juego (ya sean modelos, texturas, NPCs, mapas…). Podemos buscar por nombre, por popularidad… lo típico. Y para descargar los mods que queramos basta con darle a un simple botoncito (el botón de “Suscribirse”) para descargarlo y que el juego se encargue del resto.


Si quieres este coche tan majo en tu juego, basta con darle a ese botoncito verde que pone Subscribe (suscribirse en inglés, vamos) y Steam se encarga del resto. Así da gusto. Deberían aprender de Steam los concesionarios.

He tenido que mencionar antes del diseño artístico la Steam Workshop porque es una de las partes fundamentales del juego. Sin él, el juego se quedaría estanco enseguida por la falta de cosas. En cambio, gracias a la Workshop el juego es prácticamente infinito. Si te cansas de todo lo que tienes, basta con darse un garbeo por la Workshop y descargarse unas cuantas cosas nuevas para tener juguetes nuevos con los que trastear.

Y ahora hablando del diseño artístico propiamente dicho… lo decides tú. De por sí no tiene (por el hecho de ser un sandbox tan abierto), así que lo que tú hagas va a decidir el aspecto que tenga el juego. Puedes intentar hacer algo coherente (por ejemplo, solo usar modelos de Half-Life 2  en mapas de Half-Life 2), o crear una amalgama de tus cosas favoritas. 


El EVA 00  jugando al ajedrez contra un Castle Crasher en medio de una cabaña. ¿Por qué? Porque puedo hacerlo. 

Esto es hablando del modo Sandbox. Luego evidentemente hay otros modos que sí que tendrán su propio diseño artístico (por ejemplo, Prophunt suele tener un estilo cargado para poder esconderse, y Trouble in Terrorist Town tiene un estilo muy similar al de Counter-Strike), aunque en esta reseña nos vamos a centrar en el modo sandbox más que nada. Ya visto esto, vamos a hablar del tema sonoro.


MÚSICA Y SONIDO

A los que esperaseis música os vais a llevar un chasco. El modo Sandbox, de por sí, no incluye ninguna música de fondo. Nada, cero. El lado bueno es que así podemos ponernos la música que queramos mientras jugamos… aunque tampoco es que sirva mucho de excusa. Como es de esperar teniendo en cuenta la naturaleza del juego podemos instalar mods para añadir música (me viene a la mente una radio que nos permite escuchar canciones de Vocaloid o Touhou), y además hay otros modos de juego (o mapas simplemente) que sí que vienen con música de fondo, pero sigue doliendo un poco esta carencia.

Y respecto a los sonidos, cualquier persona que haya jugado a Half-Life 2 se dará cuenta de una cosa: son literalmente iguales. El mismo ruido al andar, el mismo sonido al caminar… están reciclados todos. Y hay dos sonidos que molestan con ganas: el pitido en los oídos cuando recibes daño por una explosión (que además te impide oír el resto de las cosas, para añadir realismo) y otro pitido similar al típico ruido de hospital cuando un paciente pierde las constantes vitales cuando morimos. Este último ruido (a mí al menos) me molesta mucho. Pero no temais, siguen existiendo mods que eliminan estos sonidos o los cambian por otras cosas… como música triste de violín. ¿Quién no quiere oír música triste de violín cuando muere?


Estas en una pose antinatural, lo ves todo rojo y encima te pitan los oídos. Tampoco pinta tan bien eso de morir.

Vale, ya es hora de hablar un poco del meollo: la jugabilidad.


JUGABILIDAD

Voy a contaros la guía de ruta de cómo voy a explicar esto: primero hablaré un poco sobre el propio juego en sí (sobre todo controles) centrándonos en el modo Sandbox y ya de ahí comentaré algunos de los modos más famosos (o que más me gustan a mí) que podemos encontrarnos. Así que empecemos.

El juego, de por sí, no tiene realmente ningún objetivo. Es tu caja de arena, para que hagas lo que quieras con ella. Y para eso tienes a tu disposición bastantes herramientas y menús que te permitirán hacer que aparezcan objetos y los puedas manipular a tu gusto. En el tema de los controles, son muy similares a los de cualquier juego de Source (te mueves con WASD, puedes agacharte con Control, tienes una linterna en la F, con la cruceta del ratón cambias de arma y la usas con click izquierdo…), aunque hay unas diferencias básicas que vamos a ver ahora y nos permiten hacer toda la magia del Sandbox. Una de ellas, por ejemplo, es que si pulsamos la tecla V activamos el NoClip, lo que nos permite movernos por el aire y atravesar todos los objetos (suelo y paredes incluidos). Para movernos por el nivel sin impedimentos viene de lujo, y si volvemos a pulsar la V deja de activarse. Aseguraos no estar dentro de una pared cuando lo desactivéis u os vais a quedar atascados.




Si pulsamos la tecla Q (y la mantenemos pulsada) se abrirá el menú que vemos arriba. Este es el Spawn Menu (menú de creación), y es posiblemente el menú más importante del juego. Desde este menú podemos hacer que aparezcan los objetos que queramos (basta con hacer un click al objeto que nos guste y aparecerá delante de nosotros) y seleccionar herramientas para interactuar con ellos.

A la izquierda podemos cambiar la lista de objetos que vemos, y arriba podemos seleccionar con la pestaña que tipo de objeto queremos crear: Listas de Objetos (para crear objetos estáticos y muñecos/ragdolls posables), Armas (armas que puedes equiparte), Entidades (objetos con los que se puede interactuar), NPCs (personajes con inteligencia artificial limitada), Vehículos (objetos en los que podemos montar o sentarnos), Post-procesado (nos permite añadir efectos a nuestra pantalla), Copias (para guardar un objeto en concreto y poder crearlo de nuevo luego) y Partidas guardadas (que nos permite guardar la partida entera tal cual está).

En la derecha tenemos una lista con todas las herramientas que podemos usar con la Tool Gun (que explicaré más tarde) y las otras dos pestañas son sobre todo para configurar mods y para limpiar el mapa de objetos.





El “menú” que vemos arriba es el menú contextual, y se activa manteniendo pulsada la C. Desde este menú podemos editar a nuestro personaje (el cuadradito de la esquina donde pone Player Model, ahí podemos cambiar el modelo y color de nuestro personaje y también el color de la Physics Gun que ahora explicaré), y además podemos interactuar con los objetos haciendo click derecho encima de ellos.

Por ejemplo, en la foto de arriba he hecho click derecho en el ragdoll del Engineer. Como veis, se ha abierto un menú contextual que me permite interaccionar con el editando sus huesos (la forma, vamos), su apariencia (las texturas), hacerlo estatua para que no se pueda posar más, hacer que no tenga colisiones… Es muy útil saber manejar este menú para poder desenvolvernos en el juego (sobre todo para posar, posar sin desactivar las colisiones es un infierno)

Y una cosa que podéis ver en los dos menús anteriores es una barra blanca por encima de la pantalla. Drawing sirve para configurar qué se ve en la pantalla y qué no (por ejemplo, con ese menú puedes esconder la interfaz), y NPC te permite alterar el comportamiento de los NPCs (cambiar con que armas aparecen, si son amistosos u hostiles…)

Ahora que ya he hablado de los dos menús útiles para el modo Sandbox, toca hablar de las “armas” que tienes. Aparte de todas las armas de Half-Life 2 hay dos armas que nos van a venir genial: la Physics Gun y la Tool Gun.





Arriba de nosotros vemos la Physics Gun (normalmente es azul, pero yo la he puesto de color púrpura porque me gusta, vaya y alguno se extrañe luego). El uso de este temible arma es… coger cosas. Literalmente. 

Cuando haces click en algo y lo mantienes, lo agarras. Entonces, moviendo el ratón lo mueves por el aire. Si mantienes pulsada la tecla E mientras mueves el ratón en vez de mover el objeto lo girarás, y con la rueda del ratón lo acercas y lo alejas. Si, mientras tienes un objeto agarrado, haces click derecho lo que haces es anclar el objeto en el aire, y si vuelves a agarrar el objeto o pulsas la R mirándolo lo desanclas.

Con este arma además podemos posar a los ragdolls. Cuando agarras a un ragdoll con este arma, solo mueves la parte que has agarrado (es decir, si lo agarras por la mano moverás la mano). Si vas anclando y moviendo partes (por ejemplo: muevo el torso a donde quiero, lo anclo. Luego cojo un brazo y lo pongo donde quiero, y lo anclo. Y repites), puedes posarlos, aunque ya os digo que es difícil (principalmente porque las físicas funcionan un poco raras, si mueves un poco para el lado que no toca algo es posible que se lie parda).





Y la otra herramienta importante es la Tool Gun. ¿Os acordáis en el Spawn Menu cuando os dije que a la derecha estaban las herramientas que podíamos usar? Pues es con este arma con las que se usan.

Este arma te muestra el nombre de la herramienta que tienes activa y como se usa (en este caso tengo la herramienta Globos, que me permite poner globos en una increíble rotura de las expectativas).  Y, dato curioso, si abrís el menú contextual (con la C, acordaos) mientras tenéis este arma seleccionada os permite cambiar las opciones de la herramienta (por ejemplo, en mi caso me permitiría elegir la forma, el color y la fuerza del globo) 

Hay otro arma exclusiva del juego pero que no sirve para construir: la Cámara. Cuando la seleccionas se esconde tu interfaz, si mantienes click derecho puedes hacer zoom o alejar la vista y girarla, y haciendo click izquierdo sacas una foto. Es útil para guardar constancia de vuestro duro trabajo (o para sacar fotos para una reseña como ha hecho servidor)

Con todas estas cosas a tu disposición y un poco de maña prácticamente puedes hacer cualquier cosa: vehículos, robots, explosivos, fotografías, fondos de pantalla, videos… lo que quieras. Además, aparte de poder jugar tu solo, puedes jugar con amigos para mayor entretenimiento (podéis concursar a ver quién hace la mejor foto, a ver quién hace la peor foto, a ver quién se carga antes el servidor a base de explosivos…), pero a la larga este modo puede volverse un poco repetitivo. Vamos, puedes hacer tantas cosas que acabas sin saber qué hacer. No temais, porque aparte de este modo (el modo Sandbox que acabo de explicar) hay porrones de modos creados por la comunidad. Ahora voy a explicar algunos de los más famosos para que os hagáis una idea.


Y esos no son todos los modos, si bajas para abajo hay AUN MÁS.


Voy a empezar por uno de los más conocidos gracias a toda la fama que alcanzó en YouTube hace no mucho: Trouble in Terrorist Town. En este juego, todo el mundo tiene el mismo modelo de personaje y empiezan en un mapa sin armas, aunque pueden recoger del suelo. Tras un poco de tiempo (un minuto, más o menos), son asignados un rol al azar: Inocente, Traidor o Detective. Los traidores tratan de matar a todos los inocentes y detectives, mientras que los detectives e inocentes buscan sobrevivir hasta el final de la ronda o acabar con los traidores. ¿La gracia? Los inocentes y los detectives no saben quiénes son los traidores, pero los traidores pueden ver al resto de traidores.

Por lo cual, en este modo de juego no te puedes fiar de absolutamente nadie. ¿Esa persona que tienes a tu lado? Puede ser un traidor y estar esperando a que te descuides o ser un inocente igual de confuso que tú.
Si eres un inocente, te tocará jugar seguro e ir en un pelotón grande para protegerte, y si eres un traidor te tocará recurrir al sigilo y el engaño para acabar uno por uno con los inocentes.

Para más inri, todo el mundo aparece como vivo hasta que no confirman su muerte interactuando con su cadáver. Una vez haces esto se añade a la lista de muertos y se descubre que era (si inocente, traidor o detective). Los detectives además pueden ver en los cadáveres como murieron y cuál fue la última persona que vieron, para conseguir pistas de quienes pueden ser los traidores. Juntando todo esto, es un modo de juego divertido y bastante rápido (las rondas no suelen durar más de cinco minutos).


De esas cinco personas es posible que dos sean traidores confabulando como matar a las otras tres. O no. 


Otro modo de juego bastante famoso es Prophunt. Una definición rápida sería decir que este modo es como el escondite, pero a lo bestia.

El juego se divide en dos equipos, los Hunters (los que buscan) y los Props (los que se esconden). Al comienzo de la ronda los Props tienen treinta segundos para esconderse, pero no pienses que se van a esconder normal, oh no. Los Props se pueden transformar. Si ven algún objeto del mapa e interactúan con él se transformaran en ese objeto y su vida cambiará dependiendo del tamaño (si te transformas en una lata tendrás como mucho 5 puntos de vida, pero un armario puede tener 200 tranquilamente).

Tras esos treinta segundos, los Hunters empiezan a buscar. Y por buscar quiero decir matar a los Props. Aun así, no pueden empezar a disparar a lo loco. Si disparan a algo que no sea un Prop escondido pierden vida, aunque si consiguen matar a alguno la recuperan entera.

Las rondas tampoco duran mucho, y cuando acaba una (ya sea porque se ha acabado el tiempo y han ganado los Props o porque los Hunters han acabado con todos y han ganado) se intercambian los equipos. 

A mi este modo personalmente no me gusta, no porque no sea divertido de por sí, sino por la gente que lo juega: siempre van a haber cuatro o cinco “profesionales” que se van a coger el objeto más pequeñito y se van a meter a la zona más llena de mierda del mapa para que no puedas encontrarlos en quinientos años. Por lo demás está bastante bien.


¿Un microondas en un árbol? Jamás sospecharan nada.


Ahora voy a hablar de un modo que a mí personalmente me encanta, y no sé por qué: Deathrun.

Al igual que el anterior, el juego se divide también en dos equipos: los Runners (que tienen que llegar al final del nivel) y la Death (que tiene que evitar que lleguen los Runners). Los Runners, para poder llegar al final, tienen que atravesar un tortuoso camino lleno de trampas, y la Death se encarga de activar dichas trampas para acabar con los Runners. La Death se elige al azar de entre todos los Runners al principio de la ronda, y si hay muchos Runners se eligen a dos en vez de a una.

Por lo general, las trampas no son obvias (lo que parece un suelo normal puede abrirse y ser un foso de lava cuando le dé la Death), y los Runners no tienen ni idea de dónde anda la Death (suele estar detrás de una pared por la que puede mirar a los Runners, pero ellos no pueden verle), así que tienen que andar con pies de plomo para evitar una muerte dolorosa.

Y no os penséis que con llegar al final ya han ganado, oh no. Una vez llegan al final tienen que desafiar a la muerte o a un minijuego (que  suele ser o la comba o saltar piedras, dependiendo del mapa) o matarla. ¿Resultado? Es bastante probable que gane la Death.

En este modo, la diversión y la dificultad dependen bastante del mapa en el que lo juegues. Si estás jugando en un mapa corto con trampas obvias van a acabar ganando casi siempre los Runners, pero si estás jugando en un mapa larguísimo con trampas brutales la Death se va a poner las botas.


Es probable que esos ventiladores escupan fuego. O acido. O se abra el suelo y te mueras. O te mueras y punto.

Esto es solo un ejemplo de los modos que hay (también hay muchos modos de Roleplay, unos cuantos de construir vehículos para hacer carreras…), pero así os dejo descubrir modos nuevos para divertiros. Seréis el Colón del Garry’s Mod (bueno, eso será si pensabais que ibais a un servidor de India y acabáis en uno de América).

Después de semejante despropósito de chiste pasemos al veredicto final.


¿DEBERÍA COMPRARMELO?

O de forma fina, “¿Es recomendable el uso de mi capital en la adquisición de este entretenimiento electrónico?”

Si tenemos en cuenta las casi infinitas posibilidades de un juego Sandbox de por sí, y lo juntamos con todos los modos creados por los fans y la Workshop la verdad es que nos sale un juego divertido, variado y muy rentable por 8 euros. Por lo cual, yo personalmente creo que sí que es una buena adquisición, sobre todo si tienes algún amigo con el que puedas jugar o una vena creativa muy grande.

Eso sí, a ser posible tened algún juego de Source (sobre todo Half-Life 2, Team Fortress 2 y Counter Strike: Source) o la mayoría de servidores a los que entréis van a estar llenos de errores y de texturas inexistentes, porque son de esos juegos.


La mejor parte de este juego es que puedes descargarte un mapa basado en la efigie de nuestro querido Gabe Newell (si preguntan no estoy obsesionado con él).

Y así concluye nuestra reseña de hoy. Cualquier duda, comentario, amenaza de muerte o premonición del futuro podéis realizarla en los comentarios o en las redes sociales en las que nos encontramos. ¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. La verdad es que (creo) que el juego me sonaba. Pero con el potatoportátil que tengo ahora como para jugarlo. Uno de los mods (el de inocentes y traidores) me recuerda un poco al juego de mesa del bang, y ahora tengo ganas de jugarlo, jejeje
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar