-->

sábado, 19 de noviembre de 2016

"Lágrima de ángel", Sara de Dios Valdajos

¿Cómo va esa semana? ¡Espero que genial! Yo intento por todos los medios recuperar el tiempo que dedicarle al blog y leer mucho, aunque me lo ponen difícil los trabajos. Esta entrada es especial para mí porque después de mucho tiempo, he vuelto a colaborar con Aida de Out of the books y me hace especial ilusión <3 Igual que la última vez, me he divertido mucho realizando esta lectura con ella y ha sido una experiencia cuanto menos enriquecedora. 

Podéis leer la reseña de Aida aquí.

Título: Lágrima de ángel (#1)

Autora: Sara de Dios Valdajos

Idioma original: español

Saga: Lágrima de ángel

Editorial: Chiado

Año de publicación: 2016

Páginas: 172

Sinopsis: Hay muchas leyendas sobre mí, pero muy pocos me conocen realmente. Yo soy el único ser que alberga el poder de un demonio, de un ángel y la humanidad de un mortal.Siempre he tenido claras mis preferencias, sabía qué debía hacer en cada situación y como debía actuar, pero entonces apareció él y todo cambió. Mi nombre es Sharon, pero en vuestro mundo se me conoce como Silvia, y esta es mi historia.  


¡Muchas gracias a Chiado Editorial por el ejemplar!

Necesito comenzar por lo más obvio. ¿Habéis visto qué preciosidad de portada? Os juro que fue amor a primera vista. Entre eso y que  me chiflan los ángeles, poco tardé en decidirme por esta lectura. Sin embargo, aquí viene mi consejo y algo que he aprendido con los años y he comprobado una vez más: una portada bonita no significa una historia a la altura. Y es que yo tenía expectativas con este libro, señores. No altas pero al menos positivas. Honestamente, no sé por dónde comenzar la reseña.

Nos encontramos con Silvia, una joven aparentemente normal y común que esconde un gran secreto. Es parte ángel, parte demonio y parte humana. Su nombre de ángel es Sharon, por lo que se alternará entre ambos durante la narración, contada desde su punto de vista. Su padre es un demonio, su madre un ángel importante, mientras que ella vive en la tierra con una familia adoptiva. Sharon (voy a escoger usar solo este nombre para que no sea demasiado caótico) ha perdido la memoria de los últimos acontecimientos que han sucedido en su vida y desconoce el por qué, aunque intuye que la causa es importante, por lo que decide recuperar esas memorias dormidas. En el transcurso, será destinada a Arbroath, un pequeño pueblo escocés, donde conocerá y hará amistad con un grupo de licántropos. Allí tendrá que detener a un monstruo  (Slenderman) que se dedica a secuestrar y asesinar niños.

Bien, hasta aquí parece una novela normal, cualquier historia juvenil corriente. Pero esta es la parte fácil. En realidad, la trama es un caos. La autora tiene clara la idea principal, a la que le va añadiendo otras secundarias que dan la impresión de no estar bien planeadas con antelación, lo que contribuye a que el argumento sea una amalgama de hechos, situaciones y descripciones que, en ocasiones, desemboca en situaciones liosas y complicadas de entender. Sobre todo en las secuencias donde se revelaba el pasado de la protagonista, de esa vida que dejaba atrás, me costaba seguir el hilo de los pensamientos porque no lograba encontrar la conexión con el resto del libro. Las escenas de acción me han resultado pobres, poco trabajadas e insustanciales.

Aquí debo mencionar que la magia en Lágrima de ángel se transmite a través de runas que le confieren diversos poderes a Sharon, todos ellos de carácter angelical ya que es la naturaleza que predomina (excepto cuando se enfada, que sale a relucir el demonio que vive dentro). Estas runas lo solucionan todo. Literalmente. Puede ser más fuerte, viajar en el tiempo, conferirle rapidez... Y precisamente el hecho de utilizarlas hace que no tenga gracia. ¿Dónde está la emoción si las runas la convierten en alguien prácticamente invencible? Incluso en las batallas más difíciles donde los hombres lobo le ofrecen su ayuda, ella es capaz de resolver la situación por sí misma porque es todopoderosa. Con lo cual, los momentos dramáticos en el sentido de la acción no eran tal, pues el lector ya sabe con antelación que no va a suponer un gran problema para Sharon. La autora intenta dotar dicha acción de instantes "peligrosos" donde la chica se ve acorralada o en una posición comprometida, pero tú no lo sientes así ya que tan solo estás pensando "si usara x runa saldría ilesa". Además, en cierta parte del inicio, Sharon absorbe el Libro de la Vida (por lo que se supone que los malos quieren hacerse con ella, la verdad es que no me enteré de esta parte porque la sucesión de los hechos se me antojaba incoherente y echaba en falta explicaciones claras al respecto) que la dota del conocimiento de runas nuevas, lo que implica que a partir de ese momento va a ser mucho más fácil para ella combatir, así que, ¿qué sentido tiene?

La trama en sí tampoco es gran cosa. Ha intentado mezclar muchos elementos que, bien interrelacionados, podrían haber hecho una historia interesante y atrapante, pero se ha quedado en un vano intento. Por ejemplo, se supone que las lágrimas de los ángeles deberían ser el tema principal puesto que es lo que da título al libro. Se ha quedado relegado a algo más bien secundario, que solo se recordaba cuando se pretendía darle ese giro dramático. Podría haberlo desarrollado mucho mejor, era un planteamiento que, a pesar de ser un tanto cliché, podría haberse transformado en un buen punto de apoyo para reconducir la novela a un punto atractivo. Una vez más, se quedó en nada. El problema de esta obra ha sido la sensación constante de falta de trabajo, de inmadurez en la escritura, de elementos que bien usados hubieran dado un buen espectáculo, pero la autora simplemente no supo cómo hacerlo. También encontramos planteamientos absurdos que nos hacen pensar "pero qué narices" constantemente. SPOILER La absurdez más evidente es cuando Cerbero se escapa del Infierno. Se supone que es un perro gigante ultra peligroso y que deben detenerlo enseguida porque puede matar a gran cantidad de gente. De repente, el asunto Cerbero desaparece y nadie sabe nada de él, mientras corretea libremente por el mundo humano. Vale que Sharon está encerrada en el Infierno y no puede hacer mucho, pero que al liberarse y regresar nadie haya muerto y sus amigos los hombres lobos no hayan movido ni un dedo (perdón, ni una zarpa) para detenerlo o mantenerlo a raya me parece bastante increíble. Solo se acuerdan de Cerbero de cara al desenlace en plan batalla última absolutamente ridícula, porque después de mencionar mil veces lo letal que es, lo matan (Sharon y sus runas) con una facilidad pasmosa FIN DEL SPOILER

En cuanto a los personajes, todos ellos son planos, sin apenas evolución. La mayoría eran personajes de pega que aparecían y desparecían según su conveniencia y que realmente no aportaban nada. Sharon, ya hemos dicho, es omnipotente y todopoderosa, soluciona cualquier cosa con un pase mágico de sus runas. La autora ha intentado darle profundidad con un pasado oscuro y complejo, pero solo ha conseguido enredar más la ya de por sí enredada trama. Además, el hecho de que sea parte ángel, demonio y humana es una cuestión que, bien planteada, sería genial. Sin embargo, la autora lo ha tratado de forma superficial. Lo primero que pensé cuando surgió esto, fue que me gustaría saber qué problemas y virtudes le acarrerían a Sharon esta mezcla de sangres. Es decir, tendría ventajas y desventajas, pero solo se ha centrado en las ventajas. Que yo recuerde, solo se esgrimen un par de desventajas y ya. Parece que Sharon es capaz de convivir perfectamente con las tres especies en su cuerpo y eso no es nada realista, por muy supergirl que sea.

Por otro lado tenemos a Liam, un joven hombre lobo un tanto inconsciente y bastante adorable. Es el niño bueno, inocente, que enseguida queda prendado por Sharon. La relación de amor es del estilo "no sé nada de ti, pero estamos enamoradísimos el uno del otro" y aunque no se expresa en esos términos hasta casi al final, los sentimientos que comparten son más que evidentes. Además, desde el instante en que aparece Liam, se huele a kilómetros que será su interés amoroso, así que no supone una sorpresa en ese sentido. No hay mucho más que decir sobre este muchacho, puesto que es igual de plano que el resto.

Y para terminar, vayamos a la guinda del pastel: la narración. Son incontables las veces que he deseado con toda mi alma arrancarme los ojos al ver la enorme y variada cantidad de faltas de ortografía y errores sintácticos del libro. Puedo entender que en las correcciones se pasen algunos fallos "tontos" como acentos y demás. Pero confundir cosas tan obvias como "a ver" en vez de "haber" y joyas de ese estilo, se me ha hecho insoportable. A pesar de que el libro es cortísimo y yo esperaba leérmelo en un suspiro, la tortura que me suponía avanzar a través de las páginas ha sido indescriptible. En serio. Aquí os dejo algunas perlas: "ser alado con alas" (obviedad), "pensaban que mi padre solo actuaba en beneficio de su mujer y su hija, yo" (si hablas de tu padre, no hace falta aclarar que tú eres su hija), "no parecía que surgiera ningún efecto", "cada persona tenía una aurora diferente" (somos auroras boreales), "robar un alma no era fácil, pero ellos habían aprendido como hacerlo. Entonces, me acordé de mi viaje para evitar la muerte de Dios y Satanás, me acordé de como murieron, les robaron el ama" (no pone acento en ni un solo cómo), "juntando a si sus páginas perdidas", "el asesino es alto, droga y mata solo a chicas. Ha matado a un chico", "en el techo había cámaras. Me quedé quieta y me fijé en las cámaras. Sabían que nos estaban observando", "mientras seguía sucumbida en mis pensamientos". Y voy a parar porque no quiero herir vuestra sensibilidad más de lo necesario. A parte de los errores y la falta evidente de concordancia, hay incoherencias, contradicciones constantes e inexistentes descripciones necesarias. Es decir, la pluma de Sara es un completo desastre y necesita mucho trabajo. Con esto no quiero faltarle el respeto, pues escribir un libro no es nada fácil y alcanzar cierta calidad tampoco. Sin embargo, es evidente que tiene muchísimo que mejorar y de verdad, espero que lo haga en un futuro porque tiene potencial. Asimismo, es evidente que tiene muchísimas influencias de otras novelas (ejem, las runas se parecen sospechosamente a Cazadores de Sombras) y esto en sí no es malo, lo preocupante es cuando esas influencias se plasman sin ningún tipo de filtro ni modificación que las haga tuyas y más personales.

¿Debería leerlo?

Al final la reseña me ha quedado larguísima. En fin, creo que he dado motivos suficientes para que decidáis por vosotros mismos qué hacer. Insisto en que el planteamiento en sí es bueno, el problema es que falla todo lo demás. Una verdadera lástima.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada