-->

jueves, 9 de febrero de 2017

"Silber: el tercer libro de los sueños", Kerstin Gier

Estoy haciendo un esfuerzo considerable por ir quitándome reseñas de encima, de esos libros que me leí durante el año pasado, hace meses, y todavía no he comentado. Aunque la tentación de reseñar primero los más recientes me puede. En esta ocasión, se trata de la última parte de la trilogía Silber.




Título: Silber: el tercer libro de los sueños

Título original: Silber: Das dritte Buch der Träume

Autora: Kerstin Gier

Idioma: alemán

Saga: Silber

Editorial: B de Block

Año de publicación: 2016

Páginas: 400

Sinopsis: Es primavera y la vida de Liv, Henry y Grayson ha vuelto a la normalidad. Liv y Henry vuelven a salir juntos, Jason está en Francia, Anabel ha salido del manicomio y Arthur sigue fuera del grupo de amigos desde que intentó matar a Liv. Pero un día empiezan los problemas. Liv le ha mentido a su novio, Henry, y ahora no sabe cómo salir de este engaño. En la escuela, después de semanas de tranquilidad, vuelven a pasar cosas inquietantes. Los tres amigos, Liv, Grayson y Henry, quieren detener a Arthur lo antes posible, y para ello necesitan la ayuda de Anabel. Pero ella está muy desequilibrada, ya no toma sus medicamentos y vuelve a hablar del demonio y de que algo terrible va a pasar el día del eclipse solar. ¿Cómo se resolverá todo?

CONTIENE SPOILERS DE EL SEGUNDO LIBRO DE LOS SUEÑOS


En apariencia, las cosas están calmadas. Arthur parece tranquilo, Anabel está encerrada y bajo atención médica y a Liv le va genial la relación con Henry. Pero como el mal no descansa nunca, la retorcida mente de Arthur planea su siguiente paso, obsesionado con hacer daño a Liv y todo lo que le importa. Arthur se rebela como un psicópata que no duda en hacer daño a quién esté en su camino con tal de lograr sus objetivos. Por ello, deben ir con pies de plomo y pensar la manera de hacerle frente y evitar que la gente salga herida. Por otra parte, Anabel se escapa al mundo de los sueños cada vez que quiere, demostrando que está más perturbada que nunca. Y, para más inri, necesitaran de su ayuda para detener a su ex-novio loco de atar.

La magia que inició con el primer libro de los sueños finaliza como se merece en esta tercera parte. La historia continúa el mismo ritmo, siendo más interesante en esta novela puesto que se desvelan los misterios más esperados, como quién es Secrecy (¡al fin!), y la trama se resuelve, en términos generales, de la mejor manera posible. Además, de al reto de lidiar con maniáticos manipuladores de los sueños, Liv deberá enfrentarse a las consecuencias de querer convertirse en adulta y mentir a Henry, algo que se añadirá a su inquietud principal. La mayor de las Silber no tiene ni un respiro y se verá en la necesidad de tomar decisiones complicadas que la guiarán por el buen o mal camino; por suerte, se verá apoyada de forma incondicional por su novio, por Grayson y por su hermana menor.

Liv es un personaje que me sigue enamorando. Comete errores y mete la pata, pero sabe salir al paso, disculparse y arrepentirse cuando es consciente de que lo está haciendo mal. A veces es demasiado impulsiva, y mientras alguien en su situación estaría muerto de miedo con el asunto de los sueños y las ideas psicópatas de Arthur y Anabel, es bastante resuelta y lo encaja con mucha valentía, como ya veíamos en los libros anteriores. Su personalidad fuerte se resquebraja un poco ante las inseguridades que le produce su relación con Henry, puesto que es su primer novio y teme parecer una tonta. Su sentido del humor se mantiene inamovible, por lo que es una delicia leer su punto de vista. En especial cuando se junta con Mia, ya que juntas forman un tándem maravilloso. Henry también muestra un evidente esfuerzo por que lo suyo con Liv avance. Es más confiado con ella, menos reservado y la permite conocer más sobre él. Grayson también experimenta una gran evolución. Al fin se da cuenta de que su novia no es tan buena chica y no se deja manipular tanto por los demás, teniendo mayor presencia y decisión. Arthur muestra su verdadera personalidad durante El tercer libros de los sueños. Adora que los demás bailen a su son y le fascina tratarlos como marionetas atrapados en sus cuerdas. Ya no se anda con rodeos ni con disimulos, no tiene ningún reparo en ser cruel abiertamente y en causar problemas en espacios públicos, lo cual le convierte en alguien extremadamente peligroso.

Respecto a la trama, no hay mucho que destacar pues sigue en la línea argumental del resto de la saga. Henry y Liv se vuelven un pelín más empalagosos, aunque es entendible y soportable. Quizá se debe en parte a que estoy inmunizada y comparada con otras parejas, esta es asequible. Mi favorito sigue siendo Grayson (creo que es el más amado por los lectores), que brilla con luz propia y demuestra una gran inteligente ante los problemas y los enigmas que les atosigan. Además, ejerce de perfecto hermano mayor de las Silber. Y ama a Lottie, la niñera de las chicas, y sus pasteles. Solo por eso merece un hueco en tu corazón.

No solo el final de la trama principal en sí me gusta, sino también el final que se le da a la familia Spencer es bonito. Se les ve muy unidos y felices y esas rencillas y reticencias iniciales ante la unión de ambas familias desaparecen.


¿Debería leerlo?

En definitiva, la saga Silber ha sido increíble de principio a fin. Se lee rápido, tiene acción, misterio, fantasía, un tema original, y la pluma de Gier te impide dejar de leer. Es amena, entretenida, bien construida y con un argumento sólido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada